Representa 18.2% del PIB: Enrique Margain Pitman

La banca comercial es la mayor fuente de financiamiento interno al sector privado, puesto que hoy representa 18.2% del Producto Interno Bruto (PIB) y en las últimas dos décadas ha crecido en 10.9 puntos porcentuales, informó, Enrique Margain Pitman, director ejecutivo de Crédito Hipotecario & Inmediauto de HSBC y Coordinador del Comité Hipotecario de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Al participar en el Encuentro Líderes de la Industria, organizado por GRUPO EN CONCRETO y la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Margain Pitman precisó que el crecimiento ha sido de manera importante, también hay otras alternativas de financiamiento al sector privado que han tenido una evolución importante y entre todos los actores; es decir, se da un financiamiento del 37.2% del PIB.

“Si vemos en términos de la solidez de la banca, los indicadores lo que reflejan es que hay una banca sólida, bien capitalizada, con índice de liquidez, cobertura y con una muy baja morosidad. Estamos hablando del 2.4 y esto de alguna manera permite poder tener los niveles para hacer frente a contingencias, riesgos, obligaciones por parte de los bancos.

“En términos de la solidez… la captación bancaria está en 6.7 billones de pesos, mientras que la cartera de crédito en 5.4, quiere decir que hay 1.3 billones de pesos para financiar empresas y familias en proyectos financieramente viables y esto habla de que hay recursos para poder potencializar el crecimiento”.

En tanto, continuó, respecto a la recuperación del crédito, se observa un punto de inflexión en las carteras de crédito bancario, lo cual es algo positivo, tiene que ver con la recuperación económica y del empleo, lo cual responde a la demanda de empresas y hogares.

Vemos el crédito al sector privado, la variación anual nominal, como se va recuperando, la parte de las empresas, básicamente consumo hizo un punto de inflexión y el crecimiento anual nominal básicamente está en cero.

Por otro lado, refirió que el portafolio hipotecario ha seguido creciendo a una tasa de 9.4% nominal anual.

“Si vemos la parte de la cartera de créditos a la vivienda, en el último año ha crecido 9.4% y ya representa un billón 45 mil millones de pesos. La verdad es que ha tenido un crecimiento bastante importante, y uno de los elementos que han sido muy positivos es el comportamiento del índice de morosidad, hoy día está en 3.5%”.

Resaltó que en los 17 meses de iniciada la pandemia, la cartera vencida está en 3.5%. Si esto se compara con la crisis de 2008 y 2009 considerando ese mismo lapso, la cartera vencida o el índice de morosidad estaba en 4.4, mientras que en la crisis de 1994-1995, el indicador estaba en 16.3%.

“¿Cuál fue la diferencia?, la incorporación muy rápida de los programas de apoyo, de los criterios contables especiales por parte de las autoridades financieras, el que la llave del crédito se mantuviera abierta, el cuidado que tuvieron las personas de su crédito y liquidez.

“Todo esto representó elementos muy positivos que ayudaron a que los niveles de morosidad que estamos teniendo hoy día en el portafolio hipotecario sean bajos. Y básicamente ha hecho un punto de inflexión. Estaba en 3.6% hace un par de meses y ha venido hacia la baja”, expuso Enrique Margain.

En tanto, al referirse a la nueva originación de la banca comercial, puntualizó que una de las cosas que se pueden ver, es que el año pasado, si bien hubo una disminución en el número de créditos del 9.9%, se mantuvo la inversión prácticamente con un pequeño crecimiento nominal del 1.9%.

Hubo una fuerte caída en el segundo trimestre del año por todo el tema de distanciamiento social, el cierre de actividades económicas y en ese año se incorporaron de manera muy oportuna los programas de apoyo de diferimiento de capital de intereses de cuatro meses y después con la posibilidad de dar dos más, donde se mandaban todos los intereses devengados hasta el final del plazo del crédito.

En julio de 2020, los bancos, derivado de la baja en la tasa de referencia, bajan sus tasas de interés a los mínimos históricos y se genera un mercado de una fuerte portabilidad, créditos de liquidez y hacia el último trimestre del 2020 hay una fuerte reactivación del crédito hipotecario.

Y lo que va del año, es una historia positiva, se va creciendo 34% el número de créditos en el periodo enero-julio y 51% en monto, ya con 145 mil millones de pesos colocados por parte de la banca comercial, destacó.

Detalló que si esto se compara con 2019, hay un crecimiento mayor del 30%, lo cual quiere decir que el crédito de la vivienda ha tenido un comportamiento positivo, ha ayudado a la recuperación económica e indudablemente al sector de la vivienda.

Sobre la tasa de interés, Margain Pitman dijo que se ha registrado un incremento muy importante en lo que va del año en el costo del dinero de largo plazo de más de 130 puntos base y sin embargo las tasas de interés en los créditos hipotecarios ha tenido cambios marginales.

“Esto habla de la fuerte competencia, del buen comportamiento que han tenido los portafolios hipotecarios y acá lo podemos ver. La tasa de interés promedio ponderada de adquisiciones esta en 9.18, es un cambio marginal el que se ha visto. Llegó a estar ligeramente abajo del 9% en los últimos meses. Sin embargo, todavía se pueden ver tasas de interés que están alrededor del 8%, abajo del 8%, cuando hoy día el bono a 10 años, la referencia está en 7.80, cuando el bono a cinco años está cercano al siete”, resaltó.

Realmente la fuerte competencia que hay en el sector, lo que ha permitido es trasladar las mejores condiciones hacia los clientes finales.

“Algo fundamental es que la banca sigue participando de manera activa en la cartera de crédito puente en el financiamiento a la construcción de vivienda, el saldo de la cartera es de 98 mil millones de pesos, que complementado con la SHF se llega a 127 mil millones de pesos.

“La cartera vencida de la banca sigue siendo baja, esto es algo positivo porque permite seguir manteniendo el financiamiento hacia la construcción de vivienda, creo que hay que seguir impulsando el financiamiento de vivienda nueva, porque es un motor, es un mecanismo de reactivación económica.

“Es importante reducir el déficit habitacional a través de la auto producción, auto producción asistida, esquemas de remodelación, pero hay que tener un énfasis importante en el financiamiento y vigilar muy bien el tema de la vivienda nueva”, explicó.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre