Balance

0
333

Todo apunta a que poco se verá de los proyectos de infraestructura anunciados en Palacio Nacional con presencia de empresarios. Según trasciende entre expertos de algunas empresas dedicadas al tema de infraestructura, todavía falta que el gobierno atienda sus compromisos que son más bien de tipo legal y burocráticos, para poder avanzar en los proyectos anunciados, ya que la mayoría ya estaban licitados.

Para que se den una idea de lo que se quejan al interior de algunas empresas, nos dicen que en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), a cargo de Javier Jiménez Espriú, fueron tan fuertes los recortes de personal que ahora no tienen gente capacitada para poder evaluar proyectos de infraestructura como puentes y túneles. Por lo que, en algunos casos, han tenido que contratar a despachos externos para poder solventar la falta de gente y de capacidad en la que se quedó para poder dar el visto bueno a proyectos de gran importancia.

Sin embargo, el problema no solo es ese, también nos aclaran que el despacho contratado para algunos proyectos básicamente fue de dedazo y el trabajo de validación lo termina haciendo la empresa constructora y solo se cumple con el requisito de pagar.

En pocas palabras, sigue la corrupción, porque a fuerza se debe trabajar con el despacho asignado, el costo que se paga no representa un trabajo especializado que realmente haga el equipo contratado, porque lo que utilizan es el trabajo que ya hizo la constructora con su equipo.

En todo este contexto, algunas empresas, como el caso de Ideal, de Carlos Slim, han optado por entregar a la autoridad lo más avanzado posible los proyectos, es decir, con validaciones de terceros para que no se traben las autorizaciones.

Lo grave del asunto es que por los pasos administrativos que se deben cumplir, en ocasiones, el darles todo peladito y a la boca no es suficiente, porque lo que si temen es que por brincarse pasos les caiga una auditoría y con eso de que en ocasiones la 4T es muy estricta con el tema de la corrupción, se pueda prestar a una mala interpretación de los órganos fiscalizadores del gobierno federal, ya ven que pueden ser tan duros como ellos quieran, claro según el sapo la pedrada.

Emirates levanta el vuelo desde México

La pesadilla para Aeroméxico se hizo realidad a partir del 9 de diciembre, fecha en la que Emirates, la aerolínea de la discordia entre autoridades y la aerolínea de origen nacional, comenzó a dar servicios con un vuelo México-Dubai, aunque lo más importante y por ello el gran pleito es la escala que hace en Madrid.

Emirates llegó pisando fuerte en el mercado mexicano, porque está ofreciendo un precio hasta 63% menor del costo que ofrece Aeroméxico, que dirige Andrés Conesa, en su vuelo a Madrid.

El punto, dice Aeroméxico es que difícilmente podrán competir con tarifas sustancialmente más bajas, en una guerra de precios que la aerolínea mexicana no podría soportar por su estructura de costos, mientras que Emirates tiene la ventaja de la plataforma internacional con la que cuenta y finanzas que podrían soportar en México enfrentar una competencia de precios, que curiosamente beneficiaría a los usuarios a costa de un dolor de cabeza para Aeroméxico.

Aunque Aeroméxico se ha mantenido como la aerolínea bandera de nuestro país, sus números no han reflejado un periodo de crecimiento, por el contrario, ha tenido bajas en su número e clientes este año.

 La pregunta es ¿cómo enfrentará Aeroméxico esta situación sin romperse en el intento? No es fácil y sus directivos están haciendo esfuerzos por mantenerse en el aire.

Esta época de cierre de año es importante para ellos, así que estarán concentrados en ofrecer más promociones a sus clientes consentidos en Puntos Premier, que bien administrados pueden hacer, en estos momentos, una gran diferencia.

Además, no debe olvidar el uso de la comunicación externa, ya que será una buena aliada, sin andar criticando a la competencia, para impulsar su estrategia de retención de clientes.

Norma antiestrés, estresa a empresas

Empresas mexicanas necesitan clases de yoga, meditación, masajes y cualquier remedio antiestrés para entender cómo deben aplicar la nueva NOM 035 que las obliga a atender factores de riesgo psicosociales en sus colaboradores.

El problema se refleja en empresas totalmente mexicanas, prácticamente familiares, que han vivido muchos años utilizando el mismo método de trabajo con horarios estrictos que cumplir, poca libertad de uso de nuevas tecnologías y también reduciendo actividades o dejando de invertir en políticas que incluyan actividades de convivencia y recreativas; en otras palabras, se han quedado en los 80.

Ahora, están buscando asesoría a firmas expertas en temas de capital humano para saber qué acciones tomar y entender la nueva NOM 035 para evitar multas.

Expertos de algunas de estas firmas como Adecco y AON, coinciden en que pueden darse cambios tan sencillos que ayuden a cumplir con la NOM 035 y al mismo tiempo generar un impacto positivo entre los colaboradores.

El primer paso, dicen, es como los que van a pláticas de adicciones, hay que reconocer que no se ha cambiado nada en años y que se necesita ayuda profesional.

Esto no se trata de ponerles masajistas, cuartos especiales con hamacas, billares, etc., se trata de generar convivencia, asimilar que se puede trabajar a distancia para evitar el horrible tráfico citadino e impulsar actividades frecuentes que los colaboradores sugieran como círculos de lectura, actividades deportivas y familiares, etc.

No se trata de grandes gastos y remodelar por completo todo el edificio; de lo que sí se trata es de mostrar actitud y receptividad al cambio.

Comenta con Facebook

Dejar un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here