General Motors se convertirá en un gran aliado para luchar contra el coronavirus. La empresa alista la entrega de 20 mil máscaras quirúrgicas en Estados Unidos.

La reputación cuenta y en estos días de crisis sanitaria todavía más y lo que hagan las empresas por la comunidad, por ayudar a los gobiernos serán acciones que pasarán a la historia. General Motors lo sabe y desde que se comenzó a extender los contagios por Covid-19 la empresa automotriz creó un proyecto para producir máscaras quirúrgicas y abastecer de equipo para la atención de los enfermos por coronavirus.

Este plan inició el 20 de marzo y siete días después ya se había producido la primera muestra en la línea de producción. El tiempo de organización de General Motors fue un tiempo récord y está lista para entregar 20 mil máscaras quirúrgicas en Estados Unidos, que es uno de los países más golpeados por la pandemia y donde el gobierno y especialistas prevén se llegue a las 240 mil muertes por Covid-19.

Sin duda, esta acción que tomó un tiempo de aproximadamente diez días para anunciar esta primera entrega será una de las historias más relevantes de cómo el trabajo conjunto del gobierno, empresas y sociedad pueden hacer un cambio relevante ante una crisis.

El actuar con responsabilidad social y de forma solidaria le dará un punto más a General Motors entre los consumidores. Cuando pase esta crisis sanitaria en Estados Unidos y el mundo, la empresa habrá aumentado su nivel reputacional en mucho.
Estas acciones hacen la diferencia y no son acciones que estén dirigidas a un fin comercial, sin embargo, indirectamente tendrá un resultado positivo hacia sus productos.

En México, vimos que Grupo Modelo realizó una acción parecida con un producto que ante la contingencia sanitaria comenzó a escasear, por lo que decidió utilizar también su capacidad instalada para producir gel antibacterial y donarlo al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), aunque el impacto fue menor, la acción será bien valorada por gobierno y por ciudadanos.

Así que también habrá un impacto positivo en sus marcas.

Heineken México se deberá alistar para cerrar plantas

En Monterrey comenzó a correr el rumor de que la emblemática planta cervecera que dio origen a toda una cultura empresarial en la ciudad del norte, por primera vez en muchos años tendrá que cerrar y detener su producción. Luego de que esta semana el gobierno federal declarara al país en emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor y se decretara que solo podrán abrir y seguir produciendo sectores estratégicos, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, conocido como El Bronco, advirtió que la producción de bebidas alcohólicas no es una actividad esencial, además que al no poder distribuir bebidas alcohólicas no deberán estar abiertos los establecimientos que las vendan y consecuentemente toda la cadena. Desde luego, que estas declaraciones afectarán a la planta de Heineken ubicada en Monterrey, por lo que se espera que a partir de este viernes la empresa decida, al parecer por primera vez en su historia, cerrar su producción. La emblemática planta que dio vida a Cuauhtémoc Moctezuma, fue de las pocas actividades industriales que se mantuvieron abiertas incluso en la época de la Revolución Mexicana, donde fue tomada por los revolucionarios. Al parecer, el coronavirus si logrará detenerla por un tiempo importante.

Constellation Brands no llega a una definición

Ayer, los representantes de la empresa estadounidense Constellation Brands se reunieron con el presidente López Obrador para dialogar y buscar soluciones sobre su planta que estaban construyendo en Mexicali, Baja California. Como adelantábamos en este espacio, las opciones para Constellation no eran muchas, difícilmente aceptaría la empresa ubicarse en otro estado como Tabasco como había dejado entrever el presidente Andrés Manuel.

Luego de la reunión, que se mantuvo a puerta cerrada en Palacio Nacional, la empresa sólo mandó un comunicado muy sencillo y sin más información que el decir que seguirá el diálogo, lo cual no parece ser una buena señal para la cervecera y para el gobierno federal.

Incluso se menciona que lo que seguirá en el diálogo más bien es llegar a un monto para la indemnización y acordar la forma en que ésta se llevará a cabo. El mandatario parece que no logró convencer para que se construyera la planta en Tabasco y Constellation parece que pretende recuperar algo de la inversión realizada y esperar a mejores tiempos para México.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre