La 4T llegó a los bancos, al menos en Santander tomaron medidas de ahorro y muy seguramente de reducción de costos desde inicio de este año para poder hacer frente a lo que pueda venir en 2020.

Este año se tuvo que tomar una decisión muy importante en Banco Santander, que dirige en México Héctor Blas Grisi, para poder enfrentar lo que venga en temas de negocio para el banco o también enfrentar lo que venga como impacto económico ante la caída de la economía en 2019.

Resulta que en esta ocasión se avisó a los colaboradores que no habría incremento salarial como se hacía en forma de ajuste cada año.

Desde luego, que la noticia tuvo un impacto en los equipos de trabajo del banco, porque año con año habían recibido su incremento que justificaba en casos básicos, el aumento inflacionario y en otros se aprovechaba para algo más en forma de reconocimiento al esfuerzo realizado.

Sin embargo, cuando se expresó el por qué no se daría aumento en 2020 todo quedó más tranquilo, ya que resulta que la negociación a cambio de no dar aumento fue el no realizar recorte de personal evitando un impacto negativo en muchas familias.

La decisión fue tomada con buenos ojos entre los colaboradores, porque en circunstancias donde la economía en su conjunto viene de una contracción importante en 2019 y donde no se ven claros los motores de crecimiento para este y los siguientes años, es preferible mantenerse con su empleo y no pelear por un aumento que podría no ser representativo.

A pesar de que 2019 no fue un mal año para el banco en su conjunto, ya que aportó a las ganancias de Santander a nivel global 950 millones de euros, es previsible que puedan esperar que los tiempos no puedan ser tan favorables para este año.

En términos macroeconómicos las estimaciones de crecimiento para México se ubican, de acuerdo con analistas consultados por el Banco de México, entre 0.5% y 1.0%, aunque algunos especialistas comienzan a bajar su estimación y en el mejor de los escenarios ubican el crecimiento del país en 0.5%, luego de la contracción que se vivió en 2019.

Esto tiene un impacto en el consumo de las familias y de las empresas, por lo que la operación del banco podría tener algún impacto también.

Sin embargo, Santander apuesta a que esto será temporal, aunque el efecto global podría afectar a la filial mexicana, ya que las expectativas de los analistas es que tenga en su conjunto una disminución en utilidades para este año.

En todo caso, la decisión favorece a los colaboradores del banco en México.

VW renueva su imagen

La firma alemana dio un paso importante para acercarse más a sus consumidores, iniciando con una renovación de imagen a nivel global, que involucra a su tradicional logotipo de VW. Sin embargo, el cambio no solo estará en el logotipo, VW impulsará más la venta por online como una forma de darle a los clientes opciones accesibles y una experiencia totalmente diferente al momento de comprar un vehículo.

La apuesta es muy importante en un mundo donde el comercio digital viene creciendo, se están eliminando fronteras y cada vez más los consumidores utilizan plataformas digitales para realizar compras de cualquier tipo.

Para VW México esto no es un tema menor, ya que cuenta con 7.2 millones de fans de la marca y esta noticia puede convertirse en una nueva forma de acercarse a sus seguidores y ofrecer oportunidades muy interesantes.

La firma alemana continuará apostando a la innovación y seguramente veremos más novedades en los próximos meses.

El osito Bimbo apuesta por movilidad eléctrica

Grupo Bimbo, a través de su subsidiaria Moldex, se puso más verde que nunca y comenzó la producción de camiones repartidores totalmente eléctricos con los que irá sustituyendo su flota de camiones repartidores que tiene en sus diferentes productos de consumo.

La noticia no es menor, considerando que Grupo Bimbo es considerada la empresa de logística más grande del país, ya que cuenta con una importante flota de camiones que llegan a lugares muy alejados del país para dejar sus productos hasta en la tiendita más pequeña.

El reto de Bimbo es producir mil unidades anualmente, las cuales tendrán batería de litio que le darán mayor capacidad de carga y movilidad. La capacidad de producción es de tres mil unidades anuales y también serán ofrecidas a otras empresas que quieran vehículos repartidores eléctricos.

El impacto que tendrá Bimbo en su huella de carbono será muy positivo y seguramente la colocará como una de las empresas más verdes en México y en el mundo.

La oferta de vehículos eléctricos para reparto ha venido creciendo, ya que también Grupo Iusa, acaba de presentar sus nuevos vehículos eléctricos destinados al segmento de reparto.

Será interesante ver si otras empresas grandes como refresqueras y cerveceras se suman a este tipo de iniciativas para cambiar toda su flota a vehículos totalmente eléctricos.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre