Aunque en el tema de la instrumentación de energía renovable y sustentabilidad México va con pies de plomo se ha avanzado significativamente, hoy 80% de nuevos proyectos adoptan tecnologías y elementos en ese ámbito, fundamentalmente en edificios de oficinas, por lo que hace falta trabajar más en lo residencial, coincidieron Arturo Bañuelos, director ejecutivo de Administración de Proyectos y Desarrollos, y Ruth Corona Directora de Servicios de Energía y Sustentabilidad de JLL.

En entrevista con #EnConcretoContigo, los especialistas resaltaron la importancia de establecer áreas de mejora de energía y servicios que pueden generar reducción de costos o contribuir en los objetivos de sustentabilidad, por lo que deben optimizar el desempeño de los sistemas de los inmuebles.

En esto, subrayaron que es fundamental la participación de jóvenes quienes “traen el chip” de sustentabilidad, lo cual debe aprovecharse para cualquier edificación, que además de cumplir con la normatividad en la materia, es elemental hacer una inversión que podrá traer finalmente ahorro.

Insistieron en que se requiere fomentar una cultura de sustentabilidad al interior y un posicionamiento como empresa precursora del cuidado al medio ambiente, para lo cual se debe involucrar también a los empleados que se incluyan en esfuerzos, como en el ahorro de energía, uso de bicicleta para trasladarse y cuidado del agua, paralelamente al uso de tecnologías que las empresas puedan instalar y desarrollar.

Ruth Corona explicó que “las tecnologías sustentables son todas aquellas que colocamos en las edificaciones de todo tipo, residencial, parques industriales, inmuebles corporativos, que nos permiten que el consumo de recursos naturales sea menor o los usemos de manera más óptima para impactar al cuidado del medio ambiente.

“También son todas aquellas tecnologías que nos permiten ofrecer mejores condiciones a quienes habitan esos sitios para que su día a día y las actividades sean más agradables y permitan una mejor calidad de vida”.

Sistemas de paneles solares, iluminación eficiente, sensores para consumir menor cantidad de energía, proveer que esos sitios cuenten con espacios para cargar autos eléctricos o bicicletas para que la gente pueda llegar de esa manera, con un espacio de donde tomar una ducha, etcétera.

Arturo Bañuelos destacó que cada empresa debe adquirir un compromiso en el tema de sustentabilidad y si obtiene algún tipo de certificación como las  Leadership in Energy & Environmental Design (LEED, por sus siglas en inglés), no debe ser para poner el emblema en la fachada del edificio, sino para bienestar de empleados y clientes, que sea, entre otras cosas, financieramente viable, que haya ahorros de energía y agua.

Sobre edificios que utilizan energías sustentables, Ruth Corona estimó que son 80% y que las certificaciones van en aumento. “Va más cargado a las oficinas, nos hace falta trabajar más en lo residencial y probablemente en el industrial. Todavía nos falta mucho para alcanzar a otros países, pero poco a poco vamos avanzando”.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre