Arrancamos con nuestro primer recorrido del año por las pistas de la industria automotriz, y el primer frenón lo tenemos que dar con el reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) , donde revela que las ventas de vehículos nuevos en 2020 no fueron nada agradables, pues tuvieron una caída al precipicio que les costó una dolorosa pérdida de 28% con apenas 949,353 unidades colocadas, contra el millón 317,931 que se negociaron en 2019.

En realidad, el confinamiento que provocó la pandemia del coronavirus y obligó a la suspensión de actividades en abril y mayo ya pintaba un panorama poco halagador para el final del año. Lo alarmante es que esta caída de 28% fue el catorrazo más fuerte de los últimos 25 años y que el volumen de ventas apenas supera a las de 2011 (905,893 vehículos).

Pero bueno, si volteamos a ver el lado más agradable de las pistas, observamos que la comercialización de unidades nuevas ligaron ocho meses de crecimiento sostenido desde mayo, y que la recuperación, aunque lenta, ya es una realidad.

Diciembre cumplió  con su misión histórica de ser el mejor mes del año con un total de 105,135 unidades vendidas que reflejan un acelerón de 10.1% con respecto a noviembre cuando se colocaron 95,485 vehículos nuevos, y el recorrido para 2021, aunque todavía tiene tramos sinuosos luce prometedor para la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) que pronostica la comercialización de un millón 65 mil  vehículos que equivaldría a un importante crecimiento de 12.6 por ciento. Ojalá contemos con suficientes modelos todoterreno para librar bien ese largo camino de 12 meses y al final del túnel se alcance el ambicioso objetivo…

***

Metemos tercera y observamos que un punto interesante, sin duda, sería que nuestro gobierno deje de pelearse con las energías limpias y que como sucede en otros países, otorgue más y mejores incentivos fiscales en la compra de vehículos eléctricos, así se matarían dos pájaros de una pedrada.

Noruega se acaba de convertir en el primer país cuyas ventas de vehículos eléctricos en 2020 superaron la mitad del total de éstas.

Con todo y pandemia, los noruegos vendieron 54.3% de autos eléctricos, muy por arriba del 42.4%  que colocaron en 2019, y estiman que en 2021 el 65% de los vehículos que se comercialicen serán eléctricos.

Si realmente nuestras autoridades quieren apoyar a los ciudadanos para reactivar la economía mexicana, ahí está un ejemplo que pueden retomar, porque además colaboraría para reducir los niveles de consumo en el país.

***

Vamos llegando al final de nuestro recorrido, pero antes nos metemos a terrenos italo-estadounidenses y franceses, porque los accionistas de FCA (Fiat Chrysler Automobiles) y PSA  (Peugeot Societé Anonyme) aprobaron ya la fusión entre estas dos gigantes  automotrices que comenzará a operar a partir del próximo 16 de enero ya bajo el nombre de grupo Stellantis.

El nacimiento de este nuevo grupo trae buenas expectativas para México porque  independientemente de que uno de los objetivos de ambas compañías es eficientar costos y atacar el mercado chino, la mirada de Peugeot apunta también a ingresar al mercado estadounidense (el segundo más grande del mundo) y eso podría generar más empleos en las plantas que FCA tiene en Toluca y Coahuila, para producir y exportar ahora también modelos de PSA que por cuestión de logística le saldría  más económico que ingresarlos desde cualquier otra nación.

Mientras tanto, Stellantis se prepara para nacer como el tercer fabricante mundial en temas de facturación con 167,000 millones de euros y como el cuarto productor de vehículos con más de ocho millones de unidades al año, abajito de Volkswagen, Toyota y la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre