Autos, pistas y algo más..

3706


No’mbre, son unos genios
Para cerrar el año acorde con todos los catorrazos que ha recibido la industria automotriz, ahí le va uno más: Oficialmente se regularizarán los autos chocolate en el estado de Michoacán, pero ¡córranle! Porque sólo quedan 27 días para realizar el trámite.

Si al gobernador de Baja California, Jaime Bonilla, se le cumplió su berrinche, por qué no se le iba a hacer el milagrito a Alfredo Ramírez Bedolla, que a escasos seis meses de haber asumido la gubernatura de Michoacán que se dio cuenta que también él puede hacer negocios, con… perdón, meto freno, que se dio cuenta que en ese estado hay gente con pocos recursos que también, necesitan que se les regularice sus autos chocolate.

No importa que la industria automotriz mexicana esté pasando aceite, que las ventas de vehículos nuevos en noviembre (82 mil 829 unidades) hayan sido las más bajas para un décimo primer mes desde 2010 (75 mil 582), según datos del INEGI; que hayan reportado una caída anual de 13.4%; que las marcas estén sufriendo por escasez de semiconductores, que tengan poca o casi nula demanda porque la confianza del consumidor también está por lo suelos.

A quién le importa todo eso cuando parece que hoy lo más importante es inundar el país con vehículos chatarra, carros que ya no cumplen requisitos mecánicos ni de seguridad para circular en Estados Unidos. A llenar el patio trasero de basura automotriz, mientras los vendedores de autos y sus familias pasan momentos difíciles por la poca venta de unidades nuevas.

Y la SE se desgarra las vestiduras

Lo curioso es que mientras a los gobernadores morenistas de Baja California y Michoacán, se les complace sus genialidades, la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier se desgarra las vestiduras defendiendo a nuestra industria automotriz, ante las advertencias de Estados Unidos. Al menos eso fue lo que dijo esta semana.
“Nosotros, para defender a nuestra industria automotriz y el compromiso regional tomaríamos represalias comerciales”.
El coraje de nuestra funcionaria es que a Estados Unidos sí le interesa impulsar las energías limpias y contempla la posibilidad de otorgar estímulos fiscales a las armadoras por la producción de vehículos eléctricos en su territorio.
De acuerdo con la misma secretaria Clouthier, el sector automotriz representa 4% del producto interno bruto mexicano, 25% de las exportaciones y genera más de más de un millón de empleos en el país.
Las bajas ventas de vehículos nuevos, además de la escasez de semiconductores, también obedecen a las grandiosas ideas darle la bienvenida a los autos chocolate, a la obsesión de Dos Bocas que inhibe la producción de autos eléctricos en el país y a la incertidumbre de las armadoras por traer más inversión a territorio mexicano.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre