Cuando los países negocian y llegan a un acuerdo para firmar tratados de libre comercio, por supuesto que el principal objetivo es fortalecer sus relaciones comerciales, mover sus respectivas economías, reactivarlas, negociar importaciones y exportaciones que convengan a ambas partes.

Está claro que esos tipos de acuerdos no lo firma ninguno de los países involucrados hasta que las reglas y los objetivos queden bien detallados, sin letras pequeñitas y con claros beneficios para los gobiernos interesados.

Ahora resulta que el gobierno de Estados Unidos, que encabeza el demócrata Joe Biden, cree que el Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC), del que tanto se quejó su antecesor Donald Trump, cuando se llamaba TLCAN, se renovó sólo para beneficiar a la Unión Americana.

Es incoherente la interpretación que los estadounidenses quieren darle al T-MEC, específicamente en el apartado de las reglas de origen del sector automotriz y aunque el presidente López Obrador quiera minimizar este asunto, señalando que la relación México-Estados Unidos es muy buena, es obvio que hay fuertes jaloneos y encontronazos a la sombra del Tratado.

México por supuesto no está de acuerdo y ya se subió al cuadrilátero. Solicitó una consulta con las autoridades comerciales de EU, pero es poco probable que leguen a un acuerdo satisfactorio en 75 que contempla esta primera etapa de la controversia.

Lo más seguro es que Estados Unidos se monte en su macho y leve el caso hasta sus últimas consecuencias, entonces México pedirá un panel de resolución de controversias, para que ahí se decida quién tiene la razón.

Vámonos a otros circuitos

En la pista de CUPRA, una marca relativamente joven, nos sorprendió gratamente con el anuncio de su próxima estrella que promete ser el auto urbano más radical, totalmente eléctrico de altas velocidades: el CUPRA UrbanRebel Concept, que llegará al mercado en 2025, con la visión de un modelo urbano eléctrico bajo la idea de un vehículo de carreras.

Y en terrenos coreanos, Hyundai Motor Group también participa con una labor encomiable al anunciar ellanzamiento de EnableLA, un nuevo servicio de movilidad universal para ayudar a las personas con barreras de movilidad en Los Ángeles, California. Kia Corporation y Hyundai Motor Company proporcionaron las SUV Telluride y Palisade, respectivamente, que se han modificado para permitir el acceso en silla de ruedas de acuerdo con la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (ADA por sus siglas en inglés: Americans with Disabilities Act).

Esta es sólo una probadita de la evolución que tiene industria automotriz a nivel mundial y que lamentablemente aquí en nuestro país se niegan a aceptar.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre