Autos, pistas y algo más…

1227

SOS… Se requiere con urgencia un tanque de oxígeno, una transfusión con cables, una recarga de energía, o al menos una respiración de tanque a tanque que reviva a la industria automotriz nacional, porque ya está contra las cuerdas, en estado de emergencia y a punto de caer al barranco.

Entre las ocurrencias del SAT, de querer eliminar la tasa cero; la escasez de semiconductores, el aumento al precio del acero, la pérdida de empleos por la pandemia, la grandiosa idea de regularizar autos chocolate y la reinterpretación que Estados Unidos le quiere dar al T-MEC, las compañías de autopartes y las automotrices ya no saben para dónde volantear.

EU quiere pasarse de listo

Ahora resulta, que después de un año de haber entrado en vigor el pacto trilateral, Estados Unidos finge demencia y pretende desconocer los acuerdos de contenido regional y las reglas de origen pactadas en el TMEC, o interpretarlas a su conveniencia. Quiere que México y Canadá se sometan si quieren seguir gozando de preferencias arancelarias.

Ya la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier dijo que Estados Unidos es el único país de los tres de Norteamérica, con problemas de interpretación de las reglas; y su subsecretaria, Luz María de la Mora, advirtió que mientras no hay flexibilización, se le estará poniendo una camisa de fuerza a esta industria para que pierda competitividad. Ojalá también haga esa advertencia al SAT.

En el circuito eléctrico

Y mientras en la pista del T-MEC se da ese jaloneo, en otro circuito, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, con una visión progresista, reitera su apoyo a la industria del automóvil para que en 2030 la mitad de los vehículos que se vendan en ese país sean eléctricos o de emisiones cero.

Como es de esperarse, la iniciativa es bien aceptada por las Tres de Detroit: General Motors, Ford y Stellantis, que por cierto, han anunciado millonarias inversiones en esta transición global hacia la ruta de la electrificación.

Claro que las compañías planean realizar esas inversiones sólo en países que les garanticen certidumbre, y que no en aquellos donde corran el riesgo de que les cambien las reglas del juego a mitad del camino.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre