Nuestro recorrido de esta semana tiene un camino mixto. Por un lado, hay cifras alentadoras y sin precedentes en las ventas de vehículos nuevos; por el otro, la escasez de semiconductores sigue empañando el cristal en un terreno fangoso que no permite la reactivación de las marcas, aunque parece que Tesla sí alcanzó a tomar una desviación.

***

Las ventas de vehículos nuevos en abril tuvieron un acelerón de tres dígitos: ¡139.4 por ciento! Si bien la cifra es prometedora hay que tomar esa recta con mucha precaución, el volumen de las ventas logradas también es el más bajo para un mes de abril desde 2015, con excepción claro, de abril 2020, que fue cuando la industria automotriz paró actividades por la pandemia de coronavirus.

Veamos, si bien es cierto que en abril se comercializaron 83 mil 611 vehículos, mucho más del doble de los 34 mil 927 que se vendieron el mismo mes del año pasado, también hay que señalar que el promedio de ventas para los meses de abril de 2016 a 2019 fue de más de 110 mil vehículos.

En este tramo, también llama la atención el crecimiento de más de 100% que tuvieron prácticamente todas las marcas en sus ventas, principalmente las premium, por ejemplo, Acura aceleró hasta 446%, Subaru llegó a 300%, Honda 207%, KIA 206%, BMW 176%, Land Rover 170%, Audi 155%, Nissan 151%, Fiat Chrysler 149%, Volkswagen 134%, Mazda 133%, o General Motors 120%, ante la baja comparación con abril de 2020.

***

Nos vamos a otro circuito, el de los tormentosos semiconductores cuya escasez sigue estrangulando a la industria motor, aunque hay una marca, Tesla, la del multimillonario Elon Musk, que parece que sí alcanzó a tomar una desviación antes de empantanarse en ese camino.

Ford, por ejemplo, estima que la falta de chips le hará reducir su producción en 1.1 millones de vehículos al cierre de este año; Stellantis dejó de producir 190 mil unidades en el primer trimestre, y advierte que la pesadilla se extenderá hasta 2022; General Motors prevé que la crisis de semiconductores le costará entre 1,500 y 2,000 millones de dólares.

Esta semana Honda Motor Co, anunció que parará su producción en tres plantas de Japón; BMW AG que recortará turnos en Alemania e Inglaterra, Jaguar Land Rover Automotive Plc, Volvo Group y Mitsubishi Motors Corp ya se sumaron a la lista de los pararon operaciones.

La mayor cantidad de los semiconductores se produce en Taiwan, pero la situación ya tiene tintes alarmantes, el gobierno de Estados Unidos intenta entrar al rescate. Ya logró captar 32 mil millones de dólares con la firma taiwanesa TSMC e Intel para construir tres plantas que produzcan chips, en Arizona .

Tesla parece que circula sin obstáculos. Hace unos días también paró actividades, pero se enfocó al desarrollo de microcontroladores que pueden trabajar con chips de diferentes proveedores y podrá seguir instalando a sus autos los chips que hay disponibles en el mercado, sin depender de un solo proveedor.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre