Aumento de reservas internacionales fortalece margen de acción de Banxico: Citibanamex

727

De acuerdo a los analistas de Citibanamex, Adrián de la Garza, Sergio Kurczyn y Raúl Álvarez del Castillo, la ley que establece la autonomía de Banco de México (Banxico) respecto al gobierno federal, y en particular en lo relativo a préstamos o transferencias de reservas del primero al segundo, torna inviable la iniciativa de usar los Derechos Especiales de Giro (DEG) equivalentes a 12 mil 200 millones de dólares (mdd) que transfirió el Fondo Monetario Internacional (FMI) a Banxico, el 23 de agosto de 2021.

En su nota especial “¿Qué puede hacer México con reservas adicionales por 12 mil millones de dólares?”, señalan que los Derechos Especiales de Giro (DEG) son activos financieros creados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para fortalecer las reservas internacionales de sus países miembros y no son una moneda de curso legal, manifestando que el FMI emitió recientemente 457 mil millones de DEG, lo que implica que México recibirá una asignación equivalente a 12 mil millones de dólares.

Lo anterior ante la crisis derivada de la pandemia de Covid-19, se espera que la magnitud del monto emitido dé un gran margen de acción a las autoridades financieras locales para usar estos recursos de acuerdo con la regulación nacional vigente.

De esta forma, la transferencia de recursos que hace hoy el Fondo Monetario Internacional (FMI) a México suscitó un debate sobre su posible uso, por lo que el propósito de su nota es exponer de forma relativamente sencilla lo que se considera los puntos centrales de una discusión altamente técnica, presentar su interpretación de lo que permite el marco legal actual y ofrecer nuestra perspectiva de hacia dónde se moverá (o debería moverse) la discusión en las próximas semanas.

Señalan que los nuevos DEG no representan una donación ni son un activo de uso irrestricto y libre de costo y que la transferencia se hizo al Banxico, quien es el agente fiscal del Estado mexicano frente al FMI, y los recursos forman parte de la reserva internacional.

De esta forma, el aumento de las reservas internacionales fortalece el margen de acción de Banxico para enfrentar posibles desbalances de las cuentas externas hacia delante y, en general, otorga al país una mayor solidez macro financiera.

Agregan que la SHCP sí puede utilizar los recursos (en moneda extranjera) de la reserva internacional para pagar deuda, pero implicaría que entregue al Banxico el equivalente en pesos —lo que en todo caso es una decisión que no está relacionada con los DEG—.

Esto porque como parte de sus quehaceres cotidianos, la SHCP busca optimizar el manejo de los activos y pasivos del gobierno federal, lo que entre otras cosas significa minimizar sus costos de financiamiento sujeto a contar con los recursos financieros necesarios para cumplir con sus distintos objetivos.

La estrategia de manejo de pasivos implica decidir cuál es la distribución óptima de la deuda que se emite en pesos o en divisas internacionales dependiendo de múltiples variables (tipo de cambio y tasas de interés de distintos plazos, condiciones generales de financiamiento, nivel actual de deuda, estructura de vencimientos, entre otras). Así, dentro de las operaciones regulares que puede realizar la SHCP con Banxico como su agente financiero se encuentra la compraventa de divisas.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre