Aumentaría EBITDA 3.9% en reportes 4T20: Intercam

810
Intercam

Los analistas de Intercam, Banco, anticipan que las emisoras del Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) que cubren presenten en el cuarto trimestre del 2020 (4T20) un incremento en ingresos de +0.4% y en EBITDA de +3.9% anual, por lo cual sería el segundo trimestre consecutivo con crecimientos en ventas y EBITDA, a pesar de reflejar un bajo ritmo de incremento año contra año.

En su estudio “4T20 Previo, Estimados México”, indican que la temporada del 4T20 inició a finales de enero con las cifras de algunas empresas del sector financiero y los resultados de Kimber, percibiéndose un cuarto trimestre que extenderá la recuperación del 3T20, y que mantendrá la expansión en términos de rentabilidad, puesto que durante todo el primer semestre de 2020 la rentabilidad sufrió una importante compresión por efecto de la pandemia.

Recuerdan que la aparición de una segunda ola de contagios limitará el crecimiento en algunas regiones clave como en Europa, particularmente en el Reino Unido, mientras que las operaciones asiáticas seguirán presentando un muy buen dinamismo de la mano del crecimiento económico en China, país que registró durante el 4T20 un crecimiento en PIB de +6.5% (su mayor tasa de los últimos dos años).

En las operaciones de las empresas mexicanas en Estados Unidos, la inyección de estímulos beneficiará los resultados, al igual que el entorno de bajas tasas de interés, pero comenzará a observarse una mayor estabilidad en el ritmo de mejora tras el endurecimiento de medidas restrictivas por COVID-19 en algunos Estados clave como California.

En territorio mexicano, se extenderá la recuperación, a pesar de que a partir del 19 de diciembre se suspendieron temporalmente todas las actividades económicas no esenciales en la zona metropolitana del Valle de México; si bien esto representó un obstáculo adicional, la prolongación del buen fin en noviembre ayudó a compensar este efecto. Mientras tanto, en Sudamérica, particularmente en países como Brasil o Argentina, se espera una mejora sustancial en el ritmo de reactivación económica.

Manifiestan que el tipo de cambio también jugará un papel central, ya que durante el último trimestre de 2020 el peso mexicano mostró una fortaleza significativa, a pesar de que año contra año reflejó una depreciación de -6.3% en promedio contra el dólar (4T20 vs. 4T19). En relación con otras divisas de países latinoamericanos, el peso se fortaleció +22.9% contra el real brasileño, +26.3% contra el peso argentino y marginalmente contra el peso colombiano (+0.5%); mientras que, contra el euro, el peso mexicano seguirá reflejando una depreciación de -13.0% interanual.

Sectores con el mejor desempeño

La debilidad generalizada del dólar, la fortaleza de la economía china y la aplicación de estímulos fiscales, fueron el escenario ideal para que se diera una fortaleza generalizada en los precios de los metales. El precio promedio de la plata aumentó +41.0% (4T20 vs. 4T19), oro +26.5%, cobre +21.9% y zinc +10.1%; lo que sin duda se traducirá en incrementos de doble dígito en ventas y expansión en márgenes para las empresas del sector minero.

Del mismo modo, las cementeras presentarán buenos resultados por la mayor demanda por cemento ensacado en México, gracias a que la pandemia ha incentivado mejoras al hogar; mientras que sus márgenes se mantendrán fuertes, a pesar de que comenzarán a reactivarse algunos gastos que fueron diferidos en trimestres previos.

El sector de alimentos será un tercer grupo con cifras positivas, gracias a un mayor equilibrio entre oferta y demanda, que apoyó la dinámica de los precios; esto ayudará a compensar la reducción en volúmenes por la ausencia o baja operación por parte de restaurantes (clientes); de igual forma, todas las empresas que cubrimos de este sector tendrán expansión en márgenes, apoyadas por bases comparables fáciles de superar, así como por la mejora en precios.

Los autoservicios también reflejarán un trimestre alentador, gracias al incremento en sus indicadores de Ventas Mismas Tiendas en México, mientras que en sus operaciones en EU el desempeño será positivo y con mejora en márgenes; en contraste, las operaciones que se tengan en Centroamérica seguirán afectadas por su dependencia al turismo y las restricciones por COVID-19.

Sectores con tendencias positivas de recuperación

Habrá cuatro sectores considerablemente afectados por la pandemia dada la naturaleza de sus negocios que, pese a todo, presentarán una recuperación interesante. Por un lado, estarán las tiendas departamentales, que seguirán afectadas por el menor tráfico en sus tiendas, pero que pudieran comenzar a mostrar una recuperación relevante en sus Ventas Mismas Tiendas, por apoyo del buen fin durante el mes de noviembre, así como por la mayor adaptación de la población a las plataformas de compras en línea; esto también ayudará a que el margen muestre una expansión secuencial, pese a la contracción que reflejarán año contra año.

Las aerolíneas de bajo costo presentarán una mejora secuencial importante en sus tráficos de pasajeros, ganando presencia y mejorando su estructura de costos al aprovechar de mejor forma su flota y generando eficiencias.

Algunos grupos aeroportuarios, a su vez, se beneficiarán de estas tendencias y del aumento en tarifas máximas en ciertos casos, mientras que el EBITDA del sector logrará mantenerse en terreno positivo, a pesar de sus estructuras de costos y gastos fijos.

El negocio de restaurantes también reflejará una notoria recuperación, gracias a que en México los restaurantes arrancaron el trimestre con un mayor aforo, mientras que el ticket promedio aumentará por las mayores ventas en línea; de igual forma, se perciben buenas tendencias en Sudamérica donde las restricciones por COVID-19 fueron muy estrictas en trimestres anteriores; sin importar lo anterior, el sector seguirá reportando caídas interanuales y mal desempeño en Europa.

Sectores resilientes o con desempeño neutro

Dentro de los sectores con desempeño resiliente o neutro se encuentran los conglomerados, gracias a que el precio del petróleo Brent logró mantenerse ligeramente por arriba de los $45 dólares el barril y los volúmenes se mantendrán sólidos o defensivos, incluso considerando que el último trimestre del año suele ser débil para este sector; a pesar de lo anterior, las bases comparables a nivel EBITDA estarán sumamente distorsionadas por partidas no recurrentes hace un año.

Las empresas de bebidas comenzarán a estabilizar sus decrementos en volúmenes, apoyados por buenas dinámicas en Sudamérica, donde los volúmenes pudieran comenzar a ser similares a los observados hace un año o incluso positivos en países como Argentina; sin embargo, en las operaciones mexicanas el volumen seguirá presionado.

Los grupos financieros seguirán afectados por el entorno de menores tasas de interés y la desaceleración en los ritmos de crecimiento de sus carteras de crédito, pero sus estimaciones preventivas han sido en varios casos menores secuencialmente, dado que algunas instituciones reconocieron provisiones adicionales en trimestres pasados; sin embargo, los índices de morosidad y cobertura comienzan a verse más impactados por la finalización de los programas de apoyo.

Las empresas de telecomunicaciones que ya reportaron mostraron una operación defensiva en su negocio de telefonía móvil, particularmente en mercados como Brasil, así como un segmento de banda ancha en crecimiento; sin embargo, la venta de equipo sigue afectada en países claves como México.

Sectores que no brillarán

Las fibras no tendrán grandes cambios en su Área Bruta Rentable y su nivel de ocupación permanecerá estable o será ligeramente menor; las propiedades industriales tendrán el mejor desempeño apoyado en gran parte por efecto del tipo de cambio, pero los segmentos de oficinas y comercial seguirán afectados. A la par, algunas fibras enfrentarán una base de inquilinos que siguen solicitando descuentos y diferimientos en rentas.

Las empresas cuyos ingresos dependen del transporte de mercancías o personas, pudieran no brillar en el trimestre por la disminución en los volúmenes de carga, o por la gradual recuperación en el tráfico vehicular.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre