En el mercado de Chicago regresa el optimismo y demandan pesos mexicanos

En el Mercado de Futuros de Chicago (CME) regresó el optimismo y ahora están demandado pesos mexicanos, debido básicamente al ánimo que existió entre los inversionistas tras la percepción de que lo peor ya pasó de la pandemia del Coronavirus.

A nivel global se observó un incremento generalizado del apetito por riesgo, impulsado por la perspectiva de una recuperación económica acelerada, principalmente en países europeos y en Estados Unidos, apoyada esa percepción por los indicadores de manufactura y servicio que resultaron positivos, observándose una mejoría en mayo.

La moneda mexicana bajo ese contexto, la posición especulativa del peso en Chicago alcanzó un monto de 192 millones de dólares al cierre de la semana del 2 de junio, con respecto al cierre de la semana previa que registró una cantidad de 105 mil millones de dólares, representó un incremento de 83%, equivalente a un avance de 87 millones de dólares.
El tipo de cambio peso-dólar con respecto a ese escenario logró una apreciación semanal de 2.7%, esto es una ganancia frente al dólar estadounidense de 59.90 centavos para alcanzar una cotización de 21.6250 dólares por billete verde, nivel que no se observaba desde el pasado 12 de marzo del año en curso.

El peso mexicano no fue la única divisa que se recuperó, existieron otras monedas sobre todo de países emergentes, como fue el caso del real de Brasil que durante la semana pasada mostró una revaluación de 7.5%, ligado a las buenas noticias económica de China, seguido por el peso chileno que repuntó 5.4%, mientras el rand de Sudáfrica mostró un avance de 4.0% en igual lapso.

La recuperación de las monedas emergentes también tiene su explicación a que en semanas anteriores ante la apertura de las economías se estaba generando un entorno positivo en los mercados financieros a nivel mundial, y en donde los datos económicos han sorprendido al mercado como los de China y ahora los de Estados Unidos con el reporte de empleo.

El reporte de empleo en Estados Unidos correspondiente a mayo, sorprendió al mercado de manera favorable al registrar una creación de empleos no agrícolas por 2.5 millones, cuando la expectativa era que se perdieran 7.5 millones de empleos, y que marcaran los 20.7 millones que se perdieron en abril.

El ánimo de los inversionistas también radicó con relación a que se siguen viendo que las economías del mundo siguen apoyando a sus economías a través de su política monetaria, como lo hizo el Banco Central Europeo (BCE) la semana pasada dentro de su anuncio de política monetaria.

El BCE anunció un incremento un incremento de 600,000 millones de euros de compras de activos. Al mismo tiempo que el gobierno de Alemania notificó un programa adicional de estímulos fiscales por un monto de 130,000 millones de euros.
El anuncio de un mayor incremento de toda esta liquidez mediante las políticas monetarias y fiscales expansivas para apoyar a las economías de la crisis de la pandemia del Covid-19, han generado este entorno positivo en los mercados financieros.

En el análisis técnico, el tipo de cambio peso-dólar mantiene una clara tendencia de baja, después de un breve periodo de consolidación cerca del promedio móvil de 100 días que se ubica en 21.88 pesos por dólar.

Con este movimiento, se incrementa la probabilidad de que la baja se extienda hacia el nivel psicológico de los 21 pesos y el promedio móvil de los 200 días se ubica en 20.57 pesos.

Es importante destacar que el próximo miércoles, el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) realizará el anuncio de su política monetaria, donde no se espera realice cambios en su tasa de interés de referencia que actualmente se encuentra en 0.25%.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre