Posible segundo brote de contagios de coronavirus mantendrá nervioso al peso mexicano

La posibilidad de un segundo brote de contagios de coronavirus a nivel global previsto para las próximas semanas, mantendría nervioso al peso mexicano generando fuertes movimientos volátiles, con amplias posibilidades de que siga depreciándose y cotizar nuevamente por arriba de los 23 pesos por dólar.

El tipo de cambio peso-dólar comenzó a descontar la expectativa antes mencionada, pues las pérdidas registradas durante la semana previa que resultó de 1.0%, equivalente a 23.0 centavos para alcanzar un precio de 22.6450 pesos por billete verde, aunque es importante destacar que registró cotizaciones cercanas a los 23 pesos por billete verde.

En las últimas 15 sesiones, el tipo de cambio peso-dólar ha mostrado movimientos al alza siguiendo al promedio móvil de 100 días, que actualmente se ubica 22.24 pesos por dólar.

En las siguientes sesiones se podría confirmar una tendencia alcista de la moneda mexicana, si supera el nivel de los 23.25 pesos por billete verde, que representa actualmente el promedio móvil de 50 días.

La expectativa de una segunda ola de infecciones por coronavirus generó nuevamente incertidumbre entre los inversionistas, derivado básicamente de lo que pasó en China, donde el gobierno aplicó nuevamente restricciones a la movilidad en la ciudad de Beijing.

En Estados Unidos se registraron aumentos importantes en el número de casos y de hospitalizaciones en algunos estados, como California, Florida y Texas. Además, el crecimiento en casos de coronavirus en América Latina también resulta un riesgo para la actividad económica de la región.

En las últimas semanas, las divisas de América Latina han registrado fuertes pérdidas, ubicándose entre las más depreciadas a nivel global, el real brasileño con una caída del 6.49%, seguida por el peso chileno con una contracción de 5.70%, mientras el peso mexicano mostró un ajuste a la baja de 4.70% y peso colombiano registró una disminución de 4.43%.

Los bancos centrales del mundo están haciendo hasta lo imposible a través de estímulos fiscales para contrarrestar los efectos de la pandemia del coronavirus que inició en algunos países desde mediados de enero de este año, como China, Italia, España, Japón y Corea del Norte y Sur.

Los bancos centrales de Japón y de Inglaterra bajo el contexto antes mencionado anunciaron incrementos en sus programas de “inyección” de liquidez, al mismo tiempo el Gobernador del banco central de Japón señalo que las tasas de interés se mantendrán en niveles bajos hasta el 2023.

El presidente del Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell en su comparecencia ante la Comisión de Banca del Senado sobre el informe semestral dijo que mantendrá una política monetaria laxa, además, de señalar la perspectiva de cautela sobre la economía estadounidense.

La Reserva Federal dijo también que utilizará todas sus herramientas para apoyar a la economía de Estados Unidos, aunado también el apoyo del estímulo fiscal por parte del gobierno de Donald Trump.

En términos de estímulos fiscales, se comentó durante la semana anterior que Trump planea lanzar un paquete de un trillón de dólares de inversiones en infraestructura, mientras que en Europa el Consejo Europeo sigue trabajando en la aprobación del Fondo de Recuperación que podría iniciar en julio.

En esta semana anunciarán información económica sobre saliente principalmente en la parte interna, se espera el anuncio de política monetaria del Banco de México (Banxico), donde la mayoría de los analistas del medio financieros pronostican una baja de 50 puntos base para ubicarla en 5.0%.

En relación a los indicadores económicos esperados en Estados Unidos, se publicarán las encuestas empresariales de junio del Markit PMI, y se anunciarán el dato de ingreso-gasto correspondiente a mayo, además de las órdenes de bienes duraderos y el dato final del PIB al primer trimestre de 2020.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre