La pandemia del Covid-19 seguirá presionado al peso mexicano, arriba de 20.0 pesos por dólar

El tema de la pandemia del Covid-19 sigue aún vigente en la mente de los inversionistas, aunque, las declaraciones realizadas por el presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell en la reunión de Jackson Hole, ayudó a los mercados financieros a darles un ligero respiro.

El tipo de cambio peso-dólar mostró menores presiones alcista al registrar una recuperación cercana al 1.0%, observándose un precio final de al cierre de la semana previa de 20.1830 pesos por dólar, sin embargo, el nerviosismo de los participantes del mercado por el Covid-19 persiste y en cualquier momento podría generar movimientos volátiles.

A pesar de la corrección de los últimos días, el desempeño reciente de las divisas ha estado determinado por un mayor fortalecimiento el dólar estadounidense impactando a monedas emergentes en general, con una coyuntura hacia adelante aún se esperaría una mayor revaluación de la divisa estadounidense, especialmente cuando se realice el anuncio de política monetaria de la Fed.

Los participantes del mercado bajo el escenario antes mencionado deberían mantener cierta postura cautelosa ante la escena de incertidumbre que prevalece, con ello se esperaría un rango de negociación esta semana entre 19.90 y 20.35 pesos por dólares, aunque, la mayoría de las cotizaciones podrían continuar por arriba de los 20 pesos.

Los rebrotes del Covid-19 siguen afectando distintas latitudes, con el avance en contagios de la variante “delta” que parecieron no ceder y temas geopolíticos, particularmente en Afganistán, que siguen inquietando a los inversionistas. El avance de la pandemia del Covid-19 en su variante “delta”, representa un riesgo para el crecimiento económico en Estados Unidos y a nivel global. La perspectiva anterior fue evidente en los indicadores PMI de manufactura y servicios correspondiente al mes de agosto.

El PMI de manufactura se ubicó en 61.2 puntos, siendo su menor lectura en 4 meses y además se ubicó por debajo de la expectativa del mercado de los 62 puntos. Por su parte, el PMI de servicios se situó en 55.2 puntos, marcando un mínimo no visto en 8 meses y también por debajo del pronóstico del mercado que esperaba 59.2 puntos. Los comentarios de Jerome Powell, tranquilizaron a los inversionistas respecto de que, si bien sería adecuado comenzar la reducción en la compra de activos en este año, esperando un anuncio formal en la Junta del Comité de la Reserva Federal en septiembre.

El hecho será un proceso gradual, lo cual fue bien recibido por el mercado, sobre todo al haberse enfatizado que el inicio del levantamiento de los recursos que inyectó en los meses de la crisis económica, no está ligado al comienzo de la normalización de la política monetaria y la consecuente alza de la tasa de referencia de la Fed.

En el comunicado reiteró que la inflación en Estados Unidos es transitoria y se debe principalmente a problemas en las cadenas de suministros. Bajo este contexto, es probable que la Fed mantenga sin cambios su tasa de interés hasta el 2023, una vez que haya finalizado con el programa compra de bonos. En esta semana, la agenda de Estados Unidos incluye datos del mercado laboral, órdenes de bienes duraderos, ISM manufacturero y no manufacturero a agosto, balanza comercial y confianza del consumidor, mientras en la Eurozona se publicará la inflación, confianza del consumidor, tasa de desempleo y ventas al menudeo.

En México se publicará el reporte de finanzas públicas, indicadores IMEF, confianza del consumidor, el Informe Trimestral de Inflación y la encuesta de expectativas del Banco de México (Banxico), remesas familiares con espera que entren alrededor de 4,300 millones de dólares y el Informe de Gobierno.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre