Asuntos del Peso

862

La tendencia del peso estará definida por las políticas monetarias de México y EU en el corto plazo

El tema de la tercera ola de contagios del COVID-19 que ha puesto en jaque nuevamente al sistema de salud de México, principalmente a estados como Cd. de México, el mismo Estado de México entre otros, por el momento el tipo de cambio peso-dólar se mantiene al margen de este acontecimiento al operar por debajo de 20 pesos por dólar.

El peso mexicano actualmente está reaccionando a eventos relacionados con políticas monetarias tanto de México como de Estados Unidos. La semana pasada comentamos el reciente dato de inflación anunciado por el INEGI, el cual se encuentra cerca del 6%, y por arriba del rango de equilibrio del banco central entre 3 y 4%.

El Banco de México (Banxico) ya comenzó a endurecer su política monetaria tras las presiones inflacionarias observadas en la parte interna. En el anuncio de la política monetaria del pasado mes de julio, el Banxico tomó la decisión de aumentar su tasa de interés de referencia en 0.25 puntos porcentuales para llevar a 4.25%.

El próximo jueves 12 de agosto, la Junta de Gobierno del Banco de México se reunirá para definir la política monetaria interna, donde la mayoría de los analistas económicos del sector privado pronostican que el Banxico nuevamente incrementará su tasa de interés en 25 puntos base para ubicarla en 4.50%.

El mercado de dinero comenzó a descontar este acontecimiento, pues curva de los Bonos M lograron en promedio un incremento de 9 puntos base, siendo los más beneficiados los instrumentos de mediana duración, aunque el Bono M de referencia a plazo de 10 años finalizó con un incremento de 14 puntos base para ubicarse en los 6.89%.

Es posible que el Tipo de cambio peso-dólar siga su apreciación frente al dólar estadounidense bajo la expectativa antes mencionada, con la perspectiva de alcanzar en primera instancia una cotización cercana a los 19.50 pesos por dólar, aunque de romper ese nivel, el siguiente precio objetivo sería los 19.0 pesos.

La moneda mexicana se encuentra dentro de un canal de apreciación de corto plazo e inclusive podría durar por lo menos entre cuatro y seis semanas. Ahora, echemos un vistazo a la política monetaria estadounidense que también podría apoyar el fortalecimiento del peso mexicano.

El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell ha comentado que las actuales presiones inflacionarias estadounidenses son de carácter coyuntural, donde se observa una inflación de alrededor de 4.2% al cierre de junio de 2021.

En reciente anuncio de política monetaria del Fed, comentó que se requiere de una mayor evidencia sobre la recuperación económica, especialmente en lo que se refiere al mercado laboral, que en los últimos datos ha mostrado un comportamiento poco consistente.

El comportamiento de los Bonos de largo plazo estadounidenses se mantuvo al margen de este evento, al oscilar el plazo a 10 años entre 1.23% y 1.27% finalizando en la parte baja, por lo que, hacia el cierre de la semana previa concluyó en 1.23%.

En cuanto al descuento del mercado, la curva se mantiene incorporando la expectativa de un primer incremento de 25 puntos base en la tasa de interés de referencia de la Fed hacia el primer trimestre de 2023, es decir para 2022 aparentemente la tasa de la Fed no presentaría ningún incremento, actualmente se ubica en un rango entre 0 y 0.25%.

La siguiente semana, los inversionistas estarán atentos a los datos de empleo en Estados Unidos (EU) y la decisión de política monetaria del Banco de Inglaterra. Además, la agenda económica de EU incluye indicadores de sentimiento empresarial ISM, órdenes de fábrica y bienes durables.

En China y la Eurozona se darán a conocer encuestas del PMI. En la parte interna, se notificarán datos de la confianza al consumidor, indicadores del IMEF, inversión fija bruta, consumo privado y, las encuestas de Citibanamex y Banxico.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre