Persiste el pronóstico de llegar el peso mexicano a un precio de 19.50 pesos por dólar

El peso mexicano seguirá con su fortalecimiento frente al dólar estadounidense, pese al anuncio de los indicadores económicos poco favorables dados a conocer la semana pasada, tras la percepción de la mayoría de los analistas del mercado de cambios de que llegará a un precio de 19.50 pesos en las próximas semanas.

La mayor revaluación de la moneda mexicana resultaría básicamente de la perspectiva de un mayor endurecimiento de la política monetaria del Banco de México (Banxico), donde espera que en este segundo semestre de 2021 incremente su tasa de referencia de al menos dos ocasiones más.

La tasa de interés de referencia actualmente se encuentra en 4.25%, sin embargo, el banco central tomaría la decisión de hacer menos laxa su política monetaria para contrarrestar futuras presiones inflacionarias para el cierre de este 2021, pues existen pronóstico de finalizar este año en 5%.

En estos momentos, los precios al consumidor al cierre de junio se ubican a una tasa anual de 5.74%, aunque en esta semana se anunciará el dato de la primera quincena de julio, con el pronóstico se observarse un dato de 5.71% a tasa anual, para el Banco de México el nivel antes mencionado se encuentra fuera de su rango de equilibrio.

El Banco de México realizará todo lo posible por llevar la inflación a su nivel de estabilidad, el cual se encuentra entre 3 y 4%, por ello utilizará su política monetaria para regresar la inflación hacia el rango de equilibrio.

En Estados Unidos existen también presiones inflacionarias, la semana pasada publicaron datos de precios al consumidor a junio ubicándose en un nivel de 5.4% a tasa anual, por arriba de las expectativas de los analistas económicos que estimaban una cifra de alrededor de 4.9%, registrado su mayor nivel desde agosto de 2008.

La inflación subyacente, la cual sirve como un mejor indicador sobre la tendencia de la inflación a largo plazo, se ubicó en una tasa anual de 4.5%, su mayor dato registrado desde noviembre de 1991. Esta publicación llevó al fortalecimiento del dólar estadounidense, ante la especulación de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos podría comenzar a mostrar una política monetaria menos flexible.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell bajo el entorno antes mencionado dijo que las presiones inflacionarias son transitorias, por lo que, es el momento adecuado para reducir los estímulos y aumentar la tasa de interés doméstica.

El incremento de casos de coronavirus a nivel global es otro factor de presión para la moneda mexicana. En los últimos 14 los casos de Covid-19 alrededor del mundo registran incrementos del 28%, mientras que los fallecimientos por coronavirus han avanzado 1% en igual periodo.

Un factor determinante de esta nueva ola de contagios es el porcentaje de población vacunada de cada país, pues naciones con campañas de vacunación efectivas, como Reino Unido y Estados Unidos, han mantenido bajas tasas de mortalidad a pesar del incremento en contagios diarios.

En esta semana habrá poca información a nivel internacional, bajo un entorno de incertidumbre para la segunda mitad de este año sobre el tema de los contagios de Covid-19 en varias ciudades del mundo, y los incrementos que se han registrado en las últimas semanas.

En Estados Unidos luego de publicarse datos económicos importantes que muestran aún movimientos positivos de su economía (producción industrial y ventas al menudeo), para esta semana habrá escasa información, solamente se publicará el Índice PMI Markit manufacturero donde espera un dato de 62.1 puntos.

En Europa destaca la reunión de política monetaria para este jueves del Banco Central de Europa (BCE), siendo relevante su postura respecto a su programa de compra de activos. Por lo pronto, se espera que su tasa de interés de referencia se mantenga sin cambios.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre