La tendencia del peso mexicano ahora estará definida por la política monetaria de la Fed
El entorno del peso mexicano mejoró en las operaciones de la semana previa al observarse cotizaciones por debajo de los 19.90 pesos dólar, luego de despejarse la duda de las elecciones intermedias del pasado 6 de junio, donde transcurrieron con relativa calma al no presentar ningún incidente.
El tipo de cambio peso-dólar ahora su tendencia estará definida por la evolución de la política monetaria de Estados Unidos bajo las actuales presiones inflacionarias, las cuales de acuerdo al último dato dado a conocer alcanzó un nivel de 5% a tasa anual (mayo), contra lo registrado en mes de abril de 4.2%.
La publicación de los precios al consumidor al quinto mes de Estados Unidos (5%), superó las expectativas del mercado que esperaban un dato de alrededor de 4.5%.
Es importante destacar que la inflación estadounidense se ubicó en su mayor nivel desde agosto de 2008, mientras que la inflación subyacente, que muestra la tendencia de la inflación a largo plazo, se estableció en 3.8%, su mayor nivel desde junio de 1992.
El dato generó especulación hacia el final de las operaciones de la semana anterior, pues se comentó que la Reserva Federal podría modificar el lenguaje a uno menos acomodaticio en el próximo anuncio de política monetaria prevista para el miércoles 16 de junio a las 13:00 horas.
Los encargados de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos en semanas anteriores dijeron que no habría de qué preocuparse de las actuales presiones inflacionarias, debido a que son de carácter coyuntural, pues en el segundo semestre la inflación tendería a relajarse.
Las áreas de análisis económicas de la iniciativa privada se encuentran divididas, mientras algunas creen que la Fed no moverá su tasa de referencia en lo que resta del año, en tanto, otras sus análisis apuntan a que en el último trimestre del año la política monetaria de la Fed podría ser menos laxa.
El tipo de cambio peso-dólar bajo este contexto podría mostrar algunos altibajos con la posibilidad de regresar las operaciones hacia los niveles de 20.0 pesos por billete verde, aunque, hay que recordar que desde el punto de vista técnico existe un nivel de resistencia en los 20.15 pesos.
La moneda mexicana pese al posible repunte previsto para las siguientes semanas, mostrará relativa tranquilidad debido a que mantendría un rango de negociación que podría fluctuar entre 19.80 pesos como nivel mínimo y 20.20 pesos como cotización máxima, es decir un rango de operación de 40 centavos.
La semana anterior, el peso mexicano cerró con una apreciación de 0.36% o 7.1 centavos, operando alrededor de 19.89 pesos por dólar, con una cotización máxima de 20.0016 enteros y un precio mínimo de 19.5987 pesos por billete verde, nivel no visto desde el 21 de enero del presente año.
La recuperación de la divisa mexicana se explicó en parte a la menor percepción de riesgo tras los resultados preliminares de las elecciones federales del domingo pasado, donde el partido al frente del poder ejecutivo y aliados no lograron obtener en conjunto una mayoría calificada, lo que reduce la probabilidad de que se aprueben reformas constitucionales durante los próximos tres años.
En la próxima semana, se existirán eventos importantes que podrían influir en el comportamiento del tipo de cambio peso-dólar, sobre todo en la parte externa, como el anuncio de la política monetaria de la Reserva Federal, donde previsiblemente no habría cambios en su tasa referencia, pero podría cambia el lenguaje de su comunicado a un tono menos acomodaticio.
En la parte interna, se publicará el dato del Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) del periodo abril-mayo), además, de la cifra del Producto Interno Bruto (PIB) por componentes de gasto correspondiente al primer trimestre de 2021.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre