Por Ricardo Jiménez

Afectaría evolución positiva de peso mexicano sobre las dudas de vacuna contra el COVID-19

En el mercado de cambios persisten las dudas sobre si realmente en este año la vacuna contra el COVID-19 ayudará a la economía mundial a crecer de una manera sostenida, luego de seguir los contagios tanto en el continente americano como europeo, donde alcanzan cifras de 37.6 y 28.8 personas contagiadas, respectivamente.

La mayoría de los participantes del mercado ha puesto su atención al tema de la pandemia del coronavirus por el nivel de contagios que se han alcanzado sobre todo aquí en Estados Unidos, Brasil y México que no cesan los contagios, alcanzando cifras máximas pues no existe forma de cómo reducir la propagación.

El tipo de cambio peso-dólar bajo ese escenario comenzó a presionarse sobre todo en los dos últimos días de la semana previa, tras presentar una depreciación acumulada de 1.72%, esto representó una caída de 34 centavos para alcanzar una cotización de 19.9330 pesos por billete verde.

En el Mercado de Futuros de Chicago (CME) también existe cierta inquietud pues los inversionistas extranjeros ahora le están apostando a que la moneda mexicana se deprecie, luego de observarse un monto de operación de 195,000 millones de dólares a favor del dólar en la semana que finalizó el 19 de enero, con respecto al cierre de la semana previa de 137,000 millones de dólares, significó un avance de 42.3%.

Las pérdidas también se extendieron en las principales monedas de Latinoamérica, como fueron los casos del real brasileño que registró una contracción de 3.2% y el peso colombiano que mostró una disminución de 1.7%. Incluso las monedas emergentes son las más depreciadas, principalmente la moneda de Brasil que experimenta una caída acumulada de 5.1% en lo que va de este año.

La actual volatilidad del tipo de cambio peso-dólar previsiblemente sea de corto plazo, bajo el pronóstico de que las cotizaciones se encuentren nuevamente por arriba de los 20.0 pesos, aunque de presentar algunas presiones adicionales posiblemente alcance a tocar a lo mucho los 20.25 pesos.

En comentarios anteriores se ha destacado que el peso mexicano mantendrá cotizaciones relativamente estables durante el primer trimestre de este año, con amplias posibilidades de mantener un rango de negociación entre 19.50 pesos como operación mínima y 20.50 pesos como precio máximo.

El mercado de cambios mantiene cierto optimismo gracias a la postura monetaria laxa que mantiene y seguirá manteniendo la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos en los próximos meses, tras los comentarios realizados por el presidente de la Fed.

El pasado 14 de enero, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell comentó públicamente que todavía están lejos de considerar incrementos en la tasa de interés, y bajo este escenario la Fed aún no tiene elementos para subirla, como la inflación que se encuentra todavía por debajo del 2% (nivel de equilibrio).

Con relación al aspecto fiscal, la semana pasada, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden presentó un programa de estímulos fiscales por 1.9 billones de dólares, donde espera que Biden sea impulsado en el mes de febrero para seguir con la expansión económica estadounidense.

Además, Janet Yellen, nominada para la posición de secretaria del Tesoro, dijo ante el senado de Estados Unidos que es momento de estimular la economía mediante la expansión de la política fiscal, aprovechando las bajas tasas de interés que se encuentran en alrededor de 0.25%.

El comportamiento del tipo de cambio peso-dólar estará definido también por los datos económicos que se anunciarán en esta semana, sobre todo los dados a conocer en Estados Unidos, como la cifra del PIB correspondiente al cuarto trimestre que pronostica un crecimiento anual de 4.4%, la confianza al consumidor a enero con la perspectiva de alcanzar un dato de 89.1 puntos.

En la parte interna, se esperan datos como el Indicador Global de Actividad Económica a noviembre, donde prevé una caída de 5.4%, la balanza comercial a diciembre, estimándose un superávit de alrededor de 4,800 millones de dólares y el PIB al cuarto trimestre con un avance esperado de 1.8%, sin embargo, se pronostica a tasa anual una caída de 6.4% (2020).

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre