La moneda mexicana regresa nuevamente a niveles de 25 pesos por dólar

Luego de dos semanas de recuperación del peso mexicano, en las operaciones de la semana pasada registró una caída de 5.29%, equivalente a una depreciación de 1.26 pesos para alcanzar un precio de 25.130 pesos por dólar, sin embargo, en ese periodo se observó una cotización máxima de 25.30 pesos por billete verde.

En lo que va del año, el tipo de cambio peso-dólar dentro de las monedas de países emergentes es una de las de mayor depreciación tras registrar una pérdida acumulada de 33.06%, seguida por el real brasileño que muestra una caída de 29% y rand sudafricano que presenta una contracción de 26.50%.

En el Mercado de Futuros de Chicago (CME), los inversionistas continúan nerviosos pese a la decisión de países europeos como España y Estados Unidos de relajar las medidas aplicadas desde hace seis semanas para combatir la crisis sanitaria del COVID-19.

La posición especulativa a favor del peso bajo el contexto anterior se encuentra casi en el límite de pasar hacia una tenencia en contra de la moneda mexicana, pues con fecha del 21 de abril, el monto se ubicó en 25 millones de dólares, con respecto a lo observado de la semana previa de 71 millones de dólares, representó un ajuste a la baja de 64.79%.

El tipo de cambio peso-dólar mantendrá cotizaciones volátiles en las próximas semanas, derivadas básicamente por la continuación de las pocas señales enviadas por el gobierno federal de sacar adelante a la economía mexica de la profunda crisis económica esperada en los próximos trimestres, donde se especula que la economía interna podría caer más del 6.5% en este 2020.

El Banco de México (Banxico) sorpresivamente optó por bajar aún más su tasa de interés de referencia en 50 puntos base para ubicar en 6.0%. La moneda mexicana mostró escasa reacción a este acontecimiento, pues las cotizaciones siguieron su tendencia ascendente hasta alcanzar un precio por arriba de los 25 dólares.

Los analistas del medio financiero prevén que el Banxico seguirá con su política de baja de tasas, por lo que, en la próxima reunión del 14 de mayo realizará otro recorte de 50 puntos base y en la reunión del 25 de junio también pronostica un nuevo ajuste a la baja de 0.50 puntos porcentuales para lleva su tasa de interés a un nivel de 5.0%.

El peso mexicano bajo ese contexto, es posible que las cotizaciones se encuentren por arriba de los 24.50 pesos por billete verde en el corto plazo, aunque de acuerdo a estimaciones de analistas de medio financiero las negociaciones podrían permanecer en promedio sobre los niveles de los 25 pesos.

La percepción de riesgo es elevado en México, debido a que la crisis del coronavirus sigue avanzando a tasas más aceleradas de acuerdo a datos oficiales, por lo que, es probable que el proceso de apertura económica demore más tiempo que en otros países.

En esta semana, se espera la reunión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed), la junta del Banco Central Europeo (BCE) y del Banco de Japón, donde en general no se estiman cambios en la postura de sus políticas monetarias, es decir, seguirán con la misma postura de sus tasas de interés de referencia.

En el entorno internacional habrá una cantidad relevante de indicadores económicos relevantes, destacando las primeras estimaciones de la actividad económica, correspondientes al primer trimestre del PIB de 2020 para Estados Unidos y Europa, donde se estiman caídas del 4% y 5%, respectivamente.

En México también se dará a conocer el reporte trimestral oportuno del PIB del primer trimestre, con el pronóstico de observarse una disminución superior al 3.5%, además, del reporte de finanzas públicas correspondiente al periodo enero-marzo del 2020.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre