La Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) hizo un llamado a las autoridades financieras para establecer una regulación diferenciada que haga más ágiles los procesos e impulse la inclusión en el país.

Por David Romero

En conferencia de prensa, Enrique Bojórquez Valenzuela, presidente de la AMFE, explicó que sí bien están a favor de una nueva normatividad en el sector, ésta debe diseñarse a partir de un sistema diferenciado, de tal forma que no ahogue y permita inyectar dinamismo al tema del financiamiento.

“Hablamos con el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), estamos de acuerdo con la idea de establecer una regulación diferenciada, una buena regulación que nos haga más ágiles, que nos permita operar en regiones donde no hay servicio bancarios, ni transferencias o cajeros”.

Agregó un gran reto en el país es el tema de la inclusión financiera, ya que el rezago no se resolverá a través del sistema financiero tradicional, pues “es necesario nuevas figuras, nuevos modelos que la tecnología permite y se deben aprovechar”.

Por otro lado, Bojórquez Valenzuela señaló que la consolidación de la banca de desarrollo también es un reto mayúsculo; sin embargo, confían que esto podría hacer al sistema más eficiente, provocando que el crédito fluya mejor.

“Esperamos que la banca de desarrollo se dedique a financiar y reoriente su labor al número de acreditados y no por el monto de crédito, de tal forma que el financiamiento se coloque en las pequeñas empresas y en quién más lo necesite”, dijo.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre