El aumento en los precios de combustible impactarán de manera desfavorable a las constructoras, sobre todo a quienes trabajan con la vivienda de interés social, advirtió Armando Valencia Castillo, presidente de la Cámara Nacional de Desarrollo y Promoción de la Vivienda (Canadevi) Yucatán.

“Nos pegará fuerte el aumento en la gasolina y diésel, sobre todo a los desarrolladores que producen vivienda de interés social, luego que no habrá muchas ganancia para ellos por los los precios establecidos”.

Agregó que es necesario valorar la situación, ya que si bien no es posible saber la magnitud de la repercusión, sí se espera que en general esta alza de precios dañe a muchos sectores económicos, pues eleva los gastos para los proveedores de la industria, a través de una transportación más costosa.

“En marzo haremos nuestro primer evento de venta de vivienda en Yucatán. Ahí daremos a conocer los aumentos que nos lleguen de los proveedores”. 

Cabe recordar que la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas) alertó sus agremiados que es posible que la gasolina suba cerca de 6% a inicios de este año por el efecto de la inflación. Pero Pemex y la Comisión Reguladora de Energía lo desmintieron.

Por último, el año pasado el sector de la construcción también vivió dificultades con el aumento del  cemento, lo que provocó un recorte de personal masivo, por lo que se espera que mejore la situación, declaró Luis Alberto Gonzalez Cruz, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tamaulipas.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre