Ahorra: remodela tu casa y véndela

-

No tiene que ser una labor titánica. Aumentar el valor de venta de un inmueble podría ser mucho más fácil de lo que la mayoría de las personas cree. Una remodelación básica hará que las viviendas sean más funcionales y atractivas para venderlas más rápido y a mejor precio.

La clave está en que las renovaciones no excedan el valor de mercado, es decir, que no superen el costo de los inmuebles que están en la misma zona, porque de ser así, podríamos estar hablando de perder dinero.

Expertos en bienes raíces coinciden en que remodelar baños y cocinas, renovar la pintura del exterior e interior, así como cambiar alfombras y mejorar la iluminación son aspectos a tomar en cuenta cuando se busca vender una propiedad, pues además de agilizar la venta, genera un mayor retorno de inversión.

Si bien hay varios factores a considerar al momento de tasar el valor de una propiedad, como ubicación, demanda, construcción, acabados y extensión de terreno, es importante trabajar en estos detalles:

Baños y cocinas. Los expertos recomiendan comenzar con zonas de alto uso, donde los potenciales compradores buscan funcionalidad, como los baños y cocina. La mayoría de la personas perciben las renovaciones en estas zonas como las de mayor impacto en el valor de reventa de la casa. Un buen comienzo es reemplazar las llaves, regaderas y lavabos, así como los muebles del baño, además de reemplazar gabinetes y pisos, cambiar cubiertas de madera por granito o mármol.

Pensando en fachadas. Al hacer la remodelación de exteriores, probablemente se deban considerar reglas básicas del diseño y saber cuál es el ambiente que quieres proyectar: hay que considerar iluminación y texturas para escoger colores, tipos de pisos y acabados, digamos, cuando se hace un aplanado con pasta.

Mantenimiento. No tener que pagar inmediatamente por mantenimiento representa una preocupación menos para los potenciales compradores. Por ejemplo, antes de comprar, las personas generalmente preguntan si el techo está impermeabilizado, cuánto tiempo tiene de vida el calentador o el tinaco, entre otras cosas.

Conservación de energía y tecnología. Invertir en focos ahorradores, iluminación LED o paneles solares son ejemplos de detalles que elevan el precio de venta de cualquier inmueble. De acuerdo con un estudio de Mercado Libre, la gran mayoría de los usuarios que buscan inmuebles para su compra son millennials. Los datos indican que 97% de ese segmento en México está preocupado por los temas ambientales.

En este sentido, invertir en hacer mejoras tecnológicas en tu propiedad es una gran recomendación para elevar su valor. Puedes pensar en incorporar dispositivos inteligentes como termostatos, detectores de humo, cámaras de seguridad y cerraduras.

Comenta con Facebook

Relacionadas

Regreso a clases el 10 de agosto; AMLO retoma giras

Los alumnos de preescolar, primaria y secundaria del país, regresarán a las escuelas el lunes 10 de agosto, de forma alternada, anuncia el titular...
Comenta con Facebook