El país ha probado tener gran tradición en campañas de vacunación pero no permite el apoyo del sector privado

A pesar de que la iniciativa privada del país, le ofreció al Presidente Andrés Manuel López Obrador, pagar la mitad de las vacunas de los 20 millones de trabajadores que aglutinan en sus empresas y que están inscritos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) el ejecutivo federal se negó y la lentitud en el proceso de vacunación se debe a que está haciendo un uso político electoral, buscando que se le agradezca a el la inmunización de los mexicanos, aseguró el dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Enoch Castellanos Férez.

En entrevista con En Concreto, el presidente de los industriales, dijo que aún cuando participó en reuniones de primer nivel con el Gobierno Federal, la respuesta a su ofrecimiento fue negativa.

“Se le ofreció que la iniciativa privada podía pagar la mitad de los 20 millones de vacunas que se necesitan para trabajadores que a final de cuentas son de nosotros, son formales a lo que se negaron a pesar de que se trataba de autorizaciones de emergencia pero no, todo se circunscribe al gobierno federal y eso hubiera aligerado la carga económica y hubiera hecho más expedita la vacunación, se negaron por instrucciones creemos, superiores”, dijo.

En ese sentido, señaló que es por esa razón, que estamos lejos de una reactivación económica y la gente se siga muriendo por los contagios de Covid 19 , porque todo se concreta a un uso político electoral dirigiendo la aplicación a grupos que le son rentables electoralmente.

“Cualquiera que ha tomado parte de esta decisión porque no solo es el presidente sino quien haya tomado parte de esta tendencia criminal, de mezquindad y generar una política electoral y es por ello que AMLO desde un principio señaló que la pandemia le había caído como anillo al dedo manejando las cosas de manera negligente, criminal y ruin”, precisó.

Enoch Castellanos

Para Castellanos Férez, el porcentaje de mexicanos que pueden acceder a una vacuna en Estados Unidos es mínimo y solo se han ido los que tienen oportunidad de hacerlo pero la mayoría está en espera de que llegue la vacuna por lo que lamentó que mientras el mandatario estadounidense Joe Biden le apuesta aceleradamente a la inmunización de sus gobernados y a la reactivación económica, en el territorio mexicano solo se busca abarcar a grupos que den rentabilidad política sin terminar de vacunar debidamente a aquellos que debe por ejemplo, los médicos a los que no ha terminado, los mayores de 60 años a los que no han concluido y ya se va con los maestros, ahora también empieza con los de 50 a 59 años, “pero no se concluye nada”.

El presidente de la Canacintra, consideró que nuestro país ha probado tener una gran tradición en campañas de vacunación pero no permite el apoyo del sector privado para acelerar la compra de las dosis por lo que la economía seguirá paralizada toda vez que, mientras no se vacune a al total de la población de México, 110 millones, 120, la gente no va a salir a comprar y por la parte gubernamental , no hay ningún apoyo.

Al referirse a las declaraciones del subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, en el sentido de que a principios de septiembre se abrirá totalmente la economía mexicana debido a que en esa fecha estarán inmunizados 80 millones de mexicanos, Enoch Castellanos, dijo que se trata de un pronóstico “demasiado alegre, no hemos vacunado ni al 20% de los mexicanos y se puede decir mucho para crear una opinión de que todo está bien pero yo me reservo la opinión de que esto pueda darse en esa fecha, mientras no haya vacunas disponibles, tenemos retrasos, cancelaciones y hasta en tanto no exista una mejor logística, no vamos a poder avanzar y en ese sentido cualquier pronóstico de reactivación económica siempre será solo impulsado por otros países pero no porque lo estemos generando en el mercado interno”, apuntó.

En ese entorno, confío en que pronto termine el proceso electoral para que vuelva la sensatez ya que de lo contrario seguirá en riesgo la salud de los mexicanos por defender políticas que al final serán seguramente castigadas por lo que no se hizo.

José Medina Mora

Por su parte, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Medina Mora, señaló que la estrategia de vacunación ha sido fallida porque no se ha vacunado al personal de salud de primer contacto quienes están más expuestos porque brindan servicio a pacientes asintomáticos o que acuden a médicos generales o de especialidad, en hospitales, centros o consultorios públicos o privados, así como en miles de farmacias, antes de llegar a la terapia intensiva.

“El Plan Nacional de Vacunación se ha quedado corto, el Gobierno debe cumplir con los plazos, la distribución adecuada de las dosis recibidas, las metas en la cantidad de las personas inmunizadas y enfocarse en garantizar la seguridad del personal médico. Desde el sector empresarial le decimos a las autoridades que cuentan con nosotros como un aliado para facilitar y acelerar la vacunación a nivel nacional”, indicó.

Es de mencionar que según el portal timetoherd.com con información de la Universidad de Oxford, al ritmo de vacunación actual, México tardaría 496 días en alcanzar que el 70% de la población esté vacunada contra el COVID-19, esto es 5 veces más que EEUU, 4 veces más que Chile y 2 veces más que España. Si el ritmo de vacunación sigue siendo lento, la enfermedad estará entre nosotros por más tiempo y necesitamos al personal de salud listo, seguro, motivado, reconocido y cobijado por todos.

Por eso, el líder del sindicato patronal, llamó a poner fin a la diferenciación errónea y discriminatoria, en la forma en que se está dando la vacunación.

En tanto, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) señaló que el 16 de abril concluyó la segunda etapa de vacunación en el Estadio Nemesio Diez, en la ciudad de Toluca, Estado de México; durante la cual se logró vacunar a 30,144 adultos mayores.

La participación del sector privado se circunscribe así, solo a brindar apoyo logístico, infraestructura, talento sanitario y de soporte. Dicha labor se replicó en Monterrey Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

Vacunas a cuenta gotas

Michel Sánchez

Ante la lentitud en la vacunación, cientos de mexicanos están saliendo hacia el territorio norteamericano con el fin de garantizar la inmunidad y la salud, que aseguran, el gobierno mexicano no les está dando a pesar de ser un derecho.

Tal es el caso de Michel Sánchez de 34 años, quien junto con su esposo de 44 años viajaron a Houston, tras haber investigado varias opciones, tener lista su documentación y hacer citas para trasladarse, buscar vuelos, hotel para pernoctar por dos noches y gastos para alimentación, desembolsando 30 mil pesos por cada uno, contando la segunda dosis que les aplicarán a finales de mayo.

“El vuelo de los dos nos costó 13 mil pesos de ida y vuelta, llegando al aeropuerto de Houston tomamos un auto que habíamos rentado, todo lo hicimos desde acá en línea y todo fue muy rápido, aterrice a las 8 de la mañana y a las 11 ya estaba vacunada porque mi cita era a las 10:30 y tenía vigente visa, pasaporte y esto lo hicimos porque a nuestro alrededor han fallecido familiares, amigos de nuestra edad y nos preocupa el posible regreso de los niños a la escuela en julio y para esa fecha, no pronosticaba estar vacunada porque cada período por edad de vacunación tarda hasta 3 meses”, indicó.

En entrevista, dijo que en Estados Unidos se inyecta la vacuna en un Walmart, una farmacia y se notan las ganas por que se reactive su economía.

“El costo que les deja el turismo de vacunas como ahora le denominan es mucho mayor al costo de la vacuna , primero empezó Louisiana con los de 16 para arriba y a partir del 29 de marzo en Texas California y otros estados también y hoy en día en Miami y Nueva York los alcaldes están convocando a los turistas a irse a vacunar allá y no hay limitaciones para inmigrantes por el ambicioso plan del presidente Joe Biden para terminar el 4 con la inmunización, celebrar y reactivar la economía”, mencionó.

Lamentó que tengan que ir a vacunarse a otra nación y aseguró que no tendría que ser necesario ya que quincenalmente le retienen impuestos que no son pocos y no se garantiza la pronta vacunación por la lentitud cuando la salud es lo más importante.

Además de que no hay ningún cargo de conciencia porque inmunizarse en el territorio norteamericano, no significa dejar sin vacuna a ningún estadounidense, “no quite ningún espacio, al contrario consumimos ahí, dejamos derrama económica “.

Por su parte, Luis García Hernández, inmigrante en la Ciudad de los Ángeles California desde hace 17 años, celebró ya estar vacunado junto con sus hijos pero externó su pesar por sus familiares en México que no han corrido con la misma suerte.

“Nosotros ya lo logramos pero da mucha preocupación que en México pareciera que no se está haciendo nada, peor aún que aunque quisiera que mis familiares vinieran acá a vacunarse, no lo pueden hacer porque con todo esto de la pandemia, las visas se suspendieron y las citas para poder tenerlas son para mayo pero del 2022”, indicó.

Por lo pronto, externó su felicidad porque en la aplicación de la vacuna contra Covid-19, no hubo distinciones y su estatus migratorio no fue un impedimento para anteponer la salud.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre