La crisis sanitaria ha obligado a las autoridades y sociedad a reconocer la vulnerabilidad de quienes carecen de una vivienda digna

Luego de que la pandemia de Covid 19 ha incrementado la pobreza, el desempleo y la crisis de vivienda ya existente en el mundo, Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad Internacional, Maimunah Mohd, directora ejecutiva de ONU Hábitat y Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, dieron inicio al IV Foro Latinoamericano y del Caribe de vivienda y hábitat.

En la sesión inaugural del evento, enfocada en los efectos en la vivienda que la pandemia ha traído a América Latina y el Caribe, Jonathan Reckford, CEO de Hábitat para la Humanidad Internacional, indicó que la crisis sanitaria ha obligado a las autoridades y sociedad en general, no solo a reconocer la vulnerabilidad de quienes carecen de una vivienda digna, sino también a entender la interconexión que existe en la sociedad y cómo la falta de una vivienda segura que experimenta más del 20 % de la población mundial, hoy, afecta la vida y salud de todos.

Por ello, precisó que se requiere examinar las razones por las que las familias pueden mejorar su situación de vivienda.

“Debemos revisar los sistemas, normas, tendencias y disrupciones que permiten que las condiciones limitantes persistan y crezcan. En Hábitat, nos hemos comprometido a articular y medir los impactos a largo plazo de las mejoras de vivienda. Tener información cuantificable será crucial a medida que el mundo busca alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, mencionó.

Por su parte, Maimunah Mohd, directora ejecutiva de ONU Hábitat, por medio del informe ¨Ciudades y pandemias: hacia un futuro más justo, verde y equitativo¨, indicó que se debe entender el impacto de esta crisis en su dinámica y funcionalidad ya que esta relación pandemia-ciudades, alerta a los gobiernos sobre las transformaciones urbanas de largo plazo necesarias y cómo deben ser encauzadas hacia una mayor resiliencia de cara a futuras pandemias.

“Esta crisis ha demostrado que la vivienda es la piedra angular de la salud, la dignidad, la seguridad y el bienestar de las comunidades y las personas. Las ciudades son clave para lograr los cambios necesarios. Estos son los lugares donde se generó la vieja normalidad, pero también donde surgirá una nueva; en ciudades donde la salud, la vivienda y la seguridad se deben priorizar para los más vulnerables. No solo por necesidad social, sino también por un profundo compromiso con los derechos humanos para todos”, indicó.

En ese foro que durará toda la semana, Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, se refirió a los efectos económicos en la región por la pandemia y consideró la importancia que tiene para las naciones, organizaciones y empresas, el comprender los factores causales de la actual crisis económica, para poder tener una reactivación económica efectiva con equidad e inclusión.

“La carencia de vivienda se ha potenciado con la pandemia porque dificulta el cumplimiento de la cuarentena, el distanciamiento social y el acceso a las medidas de vivienda. Es el hacinamiento el que conspira contra la calidad de vida de la población. Se trata de construir esa imagen que queremos construir para nuestra región. Ante la actual crisis causada por la pandemia de Covid 19, es muy importante comprender cómo hemos tenido que abandonar el mundo de las especulaciones y anclarnos en lo real y lo tangible con un mundo que se construya con la igualdad”, mencionó.

A su vez, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, indicó que durante los últimos 14 meses se han generado protocolos sanitarios para los asentamientos informales y los espacios públicos, así como para mantener el impulso de la actividad constructiva en vivienda.

“También se han desarrollado nuevos modelos de vivienda urbana inclusiva y sostenible bajo esquemas de alianzas público-privadas. La función social y económica de la vivienda, los espacios públicos y lo urbano, se han redimensionado en su carácter estratégico y así lo hemos visibilizado en la Política Pública de Descarbonización de la economía costarricense”, acotó.

El IV Foro de Vivienda virtual, contará con la participación de aproximadamente 2.000 participantes y su objetivo central es con autoridades del sector de la vivienda, profundizar en los grandes desafíos que plantea la pandemia para el desarrollo económico y social en América Latina y el Caribe, y qué se necesita para lograr viviendas, asentamientos y ciudades más resilientes, saludables y sostenibles, durante y después del COVID-19.

Comenta con Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe tu comentario
Por favor escribe tu nombre